ASETRA traslada a la Comunidad de Madrid la problemática de los neumáticos usados

En el marco de una acción puesta en marcha por las dos organizaciones estatales de talleres, CONEPA (de la que ASETRA ostenta la presidencia) y CETRAA, ante el Ministerio de Medio Ambiente.

La situación actual plantea importantes trabas para el funcionamiento normal de muchos talleres

Madrid, 14 de octubre. En las acciones realizadas por las asociaciones representantes de los talleres se  urge a la colaboración de las administraciones públicas  en un problema que afecta por partida triple a las empresas del sector: la empresarial, que repercute día a día negativamente en la organización de su actividad, en la gestión de la prevención de riesgos para las personas e instalaciones, y la ambiental, dado que la situación planteada ocasiona así mismo grandes riesgos para el medio ambiente.

Los problemas que están teniendo los talleres y que son reportados de manera continua a nuestras asociaciones se resumen en los siguientes:

-Los talleres de nueva apertura se encuentran con numerosas dificultades para poder darse de alta en los SIG como puntos de recogida.

-Los plazos de recogida establecidos por los SIG, que suelen ser de 10 días, se demoran ente dos y tres meses. Esto deriva en un problema de espacio para el taller, que puede verse obligado a alquilar naves para guardarlos o incluso dejar de ofrecer el servicio de montaje de neumáticos a sus clientes.

-Paralelamente, la acumulación de NFU en las instalaciones conlleva un importante peligro para la seguridad y salud de los trabajadores debido al importante incremento de la carga de fuego que supone el excesivo almacenamiento de neumáticos ante un posible incendio.

-A esto hay que añadir que el mínimo para solicitar una recogida es de 100 unidades. Si consideramos que la mayoría del sector está compuesto por pymes y micropymes, estas cantidades se aseveran demasiado elevadas para guardarlas en el propio taller.

-Por último, cuando finalmente tiene lugar la recogida, los profesionales de la reparación se encuentran con que en ocasiones se realiza de manera parcial y selectiva; los transportistas de las SIG seleccionan las mejores unidades para su posible reutilización, desechando aquellas que presentan grietas o deformaciones y que, obviamente, solo podrían ser destruidas.

Las asociaciones de talleres solicitamos al Ministerio y a las autoridades autonómicas competentes que intervengan y actúen regulando de manera más efectiva los procedimientos de recogida y tratamiento de NFU.