Más de cuatro millones de vehículos tuvieron que ser reparados en 2019 tras su rechazo en la ITV

Los defectos graves más comunes fueron los de alumbrado y señalización (27,5%); ejes, neumáticos y suspensiones (17,8%), exceso de emisiones contaminantes (13,6%) y los relativos a frenos (12,03%)

El número de vehículos que no realizan la inspección correspondiente es de un 20%, con tendencia a aumentar significativamente en 2020.

Madrid, 27 de noviembre. Las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) españolas llevaron a cabo la inspección de 19.608.581 vehículos durante el año 2019. Según los datos del Ministerio de Industria, y que AECA-ITV, la patronal del sector de la ITV, analiza, del total de vehículos inspeccionados, 4.051.098 no superaron a la primera la inspección obligatoria (20,06% del total).

Esta tasa de rechazo obedece a que durante las inspecciones se detectaron hasta un total de 17.176.021 defectos, de los cuales 11.050.977 eran graves (aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la inspección técnica porque disminuyen las condiciones de seguridad del vehículo o ponen en riesgo a otros usuarios de las vías públicas o pueden tener un impacto sobre el medio ambiente). Así, el promedio de errores graves detectados por vehículo rechazado es de 1,9 defectos por vehículo, ya que en muchos de ellos se detectó más de un defecto grave.

“Está prohibido circular con una ITV desfavorable salvo para su traslado al taller o para acudir a la ITV a una nueva inspección técnica, una vez subsanado el defecto detectado”, recuerda el director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz. “En el caso de que el defecto localizado suponga un riesgo para los ocupantes del vehículo o para el resto de los usuarios de la vía pública, éste ya no podrá circular por sus propios medios ni siquiera para ir al taller”.

En 2019, el segmento en el que más defectos graves se encontraron fue el de alumbrado y señalización (27,5%); ejes, neumáticos y suspensiones (17,8%), exceso de emisiones contaminantes (13,6%) y los relativos a frenos (12,03%).

El control de emisiones en vehículos ligeros y pesados ha conseguido detectar 1.508.125 vehículos con emisiones no acordes a la normativa aplicable.

Por el tipo de vehículos los que presentaron mayores defectos graves fueron camiones, remolques, semirremolques y autobuses y furgonetas. En concreto, de todos los camiones, remolques, autobuses y furgonetas que fueron a realizar la primera ITV se rechazaron el 30,28%, el 14,2%, el 26,9% y el 25,2%, respectivamente. Es evidente que uno de los factores que afectan a que sean los de mayor porcentaje es que la antigüedad del parque de estos vehículos es mayor que la edad media del parque circulante, salvo en el caso de autobuses.

En cuanto a motos y quads, se presentaron a la primera inspección un total de 732.820, de los que fueron rechazados el 21,98% (161.091).

En segundas inspecciones, a las que los vehículos rechazados están obligados a presentarse, el número de vehículos que recibieron una inspección favorable  -tras corregir las deficiencias técnicas graves que se les detectaron- fue de 3.374.390, mientras que el porcentaje de rechazados en segunda o posteriores inspecciones.